El año 2012.

¿Profecía maya?
¿El fin de un calendario antiguo?
¿El fin del mundo tal y como lo conocemos?
¿Cataclismo global?
¿Un cambio de conciencia a nivel cósmico?
¿El regreso de Quetzalcóatl?

¿De qué se trata todo esto?
Así es que estamos escuchando mucho
acerca de lo que los antiguos mayas
profetizaron para nosotros, muy lejos
en su futuro…nuestro año 2012.
El alboroto está aumentando.
¿Qué nos dijeron en realidad ?
La respuesta corta de los mayas es,
No es el fin del mundo!


De hecho, el actual debate sobre el 21 de diciembre de 2012 es
resultado de la actual confusión de proyecciones, suposiciones y
malos entendidos sobre la ciencia y las creencias de varias culturas
antiguas de las Américas.
Los mayas fueron una de muchas culturas de las Américas que
emplearon un calendario solar de 365 días. Sin embargo, aunque los
mayas calcularon y usaron ciclos de ~5125 años, otras culturas,
incluyendo a los aztecas, se enfocaron en ciclos más cortos de
solamente 52 años.
Aunque los aztecas adoptaron muchos aspectos del calendario maya,
el hito del 21 de diciembre de 2012 es importante sólo en términos de
los ciclos largos de tiempo de los mayas. (Para una explicación
introductoria del calendario maya, descargue la Parte IV‐ Apéndice: aspectos
técnicos de los calendarios).
La notación en la cuenta larga maya para el 21 de diciembre de 2012
es 13.0.0.0.0 que completa un ciclo de 5125.366 años (3114 a.C.‐2012
d.C.).
Diremos más acerca de los mayas más tarde. Ahora veamos las
profecías actuales para el 21 de diciembre de 2012.

Algunos eventos que se propone se materializarán en
el solsticio de invierno, el 21 de diciembre de 2012:
En esa mañana, la Tierra y el Sol se alinearán con la ʺGrieta Oscuraʺ cerca del
Centro Galáctico. Este evento sucedió la última vez hace unos 25,800 años.
Los polos magnéticos de la Tierra podrían invertirse, dejándonos por un
tiempo sin protección de la radiación cósmica. El efecto de los campos
magnéticos sobre la creatividad, iniciativa, temperamento, etc. de los humanos
todavía no se conoce.
Habrá un Tránsito de Venus, un alineamiento de tipo eclipse cuando Venus
cruza entre la Tierra y el Sol. Nosotros somos testigos de dos de estos más o
menos cada siglo, los últimos pocos fueron en 1518 y 1526; 1631 y 1639; 1761 y
1769; 1874 y 1882; 2004 y después en el 6 de junio de 2012.
La NASA predice un ʺMáximo Solarʺ (temporada de manchas solares) de
inusual fuerza para 2012 (aunque podría culminar desde fines de 2011). Esto
sucede cada 11 años, interrumpiendo las comunicaciones satelitales y otras
comunicaciones electromagnéticas.
Los desastres acostumbrados se vislumbran: falta de alimentos, tormentas
catastróficas debidas al calentamiento global, los precios de la gasolina que se
disparan hasta el cielo, caos amenazante en el Medio Oriente ‐‐el sitio del
Armagedón y del Edén de la Biblia‐‐ que interrumpirán la producción de
petróleo y pararán repentinamente a la civilización (algunos gustan de
llamarlo Mess‐o‐Potamia, el lío de Mesopotamia).



Profecías mayas para el 21 de diciembre de 2012

Según los registros antiguos, el calendario de cuenta larga
maya llegará a 13.0.0.0.0. Dada la naturaleza cíclica de los
calendarios mayas, esta fecha parece repetir el mismo
número que el del inicio de esta Creación, en agosto de 3114
a.C. (que los mayas también escribieron como 13.0.0.0.0). El
intervalo es de 5125 años y 133 días, o sea 5125.366 años.
El regreso de Quetzalcóatl (uno de los grandes dioses de la
Mesoamérica antigua), según las profecías de los aztecas y de los
mayas.
El ʺ13ʺ en la fecha maya 13.0.0.0.0 indica ʺ13 Bakʹtunsʺ. Un Bakʹtun o
Pik maya es 144,000 años, el mismo número que el de devotos
tomados en el arrebato, según el Libro de la Revelación.
¿Coincidencia?
Según los registros aztecas han habido cinco creaciones. Cinco veces
5125.366 años es 25,626.8 años. ¿Coincidencia?





Nueve razones por las que las ʺprofecías mayasʺ
deben leerse de una manera muy crítica:


1. Son muy fragmentarias. Todo lo que tenemos no es sino un puñado
de pasajes de una historia mucho más larga, hoy perdida.
2. Son contradictorias. Aunque las fuentes aztecas, mixtecas y mayas
nos dan varias narrativas, existen diferentes versiones que no están de
acuerdo entre sí. Las fechas del calendario asociadas con la ʺfecha
finalʺ de los mayas, de los aztecas y del ʺregreso de Quetzalcóatlʺ,
todas son distintas.
Por ejemplo: los aztecas predijeron que esta creación terminará
en un día 4‐movimiento en un año 2‐caña, si acaso termina. La
próxima fecha final posible azteca será en 2027. La literatura
maya realmente no predice ningún final de manera explícita, y
su supuesta ʺfecha finalʺ en 2012 es un 4‐ajaw [4‐flor en el ciclo
azteca], no 4‐movimiento. Las historias mixtecas de la creación
mencionan a 2‐venado en el año 13‐conejo, entre otras fechas.

5. Errores. Los monumentos mayas, particularmente las fechas y los
números de distancia contienen errores, tanto de transcripción
como de cálculo. Yo he contado algo así como 50 errores
numéricos esculpidos en la piedra. Aparentemente los mayas
pensaban que ʺuna carta echada es una carta jugadaʺ y nunca
borraban y corregían un error.
6. No hay mención de destrucción ni de renovación o de mejora
conectadas con la venida de la ʺfecha finalʺ maya de 13.0.0.0.0.
7. Implicación de que la vida y el calendario seguirán sin
interrupción más allá de 2012.
8. El concepto mesoamericano de ʺtiempo cíclicoʺ no es tan cíclico.
Tanto para los mayas como para los aztecas, cada creación era una
mejora respecto de la era anterior.

9. Los solsticios eran de muy poca importancia. Aunque registran
cientos de ceremonias, aniversarios, jubileos, dedicaciones,
ofrendas, eventos astronómicos, etc., las inscripciones casi nunca
mencionan eventos en solsticios o equinoccios. Sin embargo,
especialmente muy al principio (en el Formativo medio) los mayas
construyeron ʺGrupos‐Eʺ, o sea alineamientos arquitectónicos con
los solsticios y los equinoccios. (Los arqueo‐astrónomos han
estado confundidos durante mucho tiempo por el hecho de que la
mayoría de los Grupos‐E no se alinean hacia estas salidas del sol.
Investigaciones recientes sugieren que los Grupos‐E pudieron
haber estado alineados con el cenit, los pasajes y el nadir solar,
eventos más altamente estimados que los solsticios. (El primer
pasaje por el cenit coincide con la llegada de la temporada de
lluvias en una buena parte de Mesoamérica)

¿Qué se supone que pasará en el 2012?
Cuatro predicciones
“Una inminente reversión polar que borrará nuestros discos duros.”
Daniel Pinchbeck
“El raro alineamiento celeste de nuestro sistema solar, nuestro sol y
nuestro planeta con el centro de nuestra galaxia ‐‐un evento que no
sucederá de nuevo hasta dentro de 26,000 años.”
Gregg Braden
“La alborada de una Edad de Sabiduría... parándose sobre los
hombros de la Edad de la Información .”
Peter Russell
“La fecha de 21 de diciembre de 2012 probablemente será lo opuesto
a un evento,algo similar al fenómeno de Y2K tan ampliamente
anticipado.”
Robert K. Sitler


El alineamiento galáctico de 2012: ¿Qué tan raro es?


Algunos investigadores sostienen que el calendario maya fue
fijado o estuvo originalmente diseñado específicamente para
llegar a este ʺfinalʺ (la fecha de cuenta larga de 13.0.0.0.0)
coincidiendo con este evento muy especial.
Entonces, ¿qué tan raro es este ʺalineamiento galácticoʺ que
sucede cada 26,000 años?


el sol ya ha cruzado el Ecuador Galáctico en 1999. La orilla
del sol primero tocó ese Ecuador a principios de los ochenta, y estará
en contacto con él cada 21 de diciembre hasta más o menos 2019. De
nuevo, este alineamiento ʺraroʺ ya ha estado sucediendo durante 25
años y seguirá pasando por una década más


De hecho, el sol se ha alineado cada año (en otros días) desde
que empezó el tiempo (precesión de un diámetro solar en 36
años).
Este es un evento anual, no es raro en absoluto.


Solsticios:
¿qué tan
importantes eran?


Hasta ahora no hemos encontrado ninguna inscripción
jeroglífica que se refiera por sí misma a un solsticio o a
un equinoccio. Los únicos eventos registrados en
inscripciones que caen consistentemente cerca de una de
estas fechas son los dinteles de la ʺdanza del palo con
alasʺ (en inglés flapstaff, instrumento usado para observar
al sol durante su paso por el cenit) de Yaxchilán. Los
mayas llamaban a este bastón o estandarte Jasaw‐Chan, y
el puñado de registros de esta danza siempre suceden un
par de días después del solsticio de verano: el 25 de
junio, el 26 de junio, etc. (correlación GMT+2; dos días antes
en la correlación GMT).

.

 
Con la tecnología de Blogger.

Copyright © Después del Dos Mil Doce Todos los derechos reservados •

Diseño FacilCom